Jengibre (uso medicinal)

El jengibre es una raíz con un aspecto poco agradable pero de un sabor muy especial que podemos utilizar en la preparación de salsas, sopas, marinadas, platos principales e, incluso, algunos postres.

Pero más allá de sus usos culinarios, se ha popularizado durante muchas décadas en todo el mundo por una cuestión bien diferente. Esta raíz tiene múltiples propiedades medicinales que favorecen nuestra salud de muchas maneras.

Muchas personas aún desconocen los beneficios de una planta económica y fácil de encontrar. A menudo la solemos ver en el mercado e ignoramos que, a un bajo precio, podríamos tener un excelente aliado para la salud. Por esta razón, hoy te queremos compartir 7 beneficios muy importantes del jengibre, para que no dudes en comprarlo la próxima vez que vayas al mercado.

1. Mejora la circulación sanguínea

El jengibre contiene magnesio y zinc, que son claves para mejorar la circulación sanguínea. Además, cuenta con propiedades que inhiben la acumulación del colesterol malo en el hígado, lo que también podría prevenir una gran cantidad de problemas cardiovasculares.

Entre otras cosas, también es útil para reducir la fiebre y los problemas de sudoración excesiva.

2. Mejora la absorción de nutrientes


Cuando consumimos esta raíz garantizamos una mejor absorción de nutrientes esenciales en el organismo. Es así porque provoca la estimulación de la secreción de estómago y las enzimas pancreáticas. Además, si tenemos problemas con el apetito, podemos masticar un poco de jengibre antes de las comidas para estimularlo.

3. Previene las gripes y resfriados

El jengibre cuenta con propiedades expectorantes y antibióticas que podrían actuar con eficacia en problemas de gripes y resfriados.

Esta raíz se utiliza desde hace siglos en Asia como un tratamiento poderoso contra las gripes, los resfriados y la tos. El Departamento de Medicina de la Universidad de Maryland confirmó este beneficio y, a través de una investigación, determinó que el té de jengibre puede reducir los síntomas de gripes y resfriados en adultos.

4. Mejora la digestión

El jengibre, además de mejorar la absorción de nutrientes en el organismo, también ayuda a aliviar los dolores abdominales que suelen producirse cuando hay una inflamación estomacal. Además, previene y combate el estreñimiento, reduce los gases intestinales y promueve una mejor digestión.

5. Podría ser anticancerígeno


Varias investigaciones han encontrado que esta raíz podría tener sustancias anticancerígenas muy poderosas, capaces de inhibir el crecimiento de las células cancerosas en el colon y la próstata.

6. Refuerza el sistema inmunitario

El consumo regular de esta planta refuerza el sistema inmunitario y mantiene las defensas del organismo fuertes ante posibles infecciones,gripes, resfriados o enfermedades crónicas.

También reduce el riesgo de sufrir un derrame cerebral y es muy útil para combatir infecciones bacterianas intestinales.

Te puede interesar: 6 trucos para fortalecer tu sistema inmunitario

7. Alivia dolores articulares

El jengibre tiene importantes propiedades antiinflamatorias que ayudan a reducir el dolor y la inflamación de las articulaciones, así como otras dolencias comunes.

¿Cómo aprovechar los beneficios del jengibre?


 

Complemento.

El jengibre es, probablemente, una de las plantas medicinales más populares no solo por su uso en la cocina como condimento y aromatizante, sino también por las increíbles propiedades que aporta, motivo por el cual se convirtió desde hace 2.000 años en uno de los ingredientes principales en la Medicina Tradicional China, donde es común su utilización como remedio tradicional en una amplia diversidad de trastornos y enfermedades, y donde es habitual la elaboración del popular té de jengibre.

     Consiste en una planta perteneciente a la familia de las zingiberáceas, cuyo tallo subterráneo (su rizoma o raíz) es en realidad el principal elemento y el más valorado por su delicado aroma y su sabor picante, siendo precisamente la parte de la planta más utilizada tanto en la cocina -ya sea como especia, seco o en polvo, o como aperitivo- como desde un punto de vista medicinal. La planta en sí puede llegar a alcanzar hasta los 2 metros de altura, con hojas lineares de hasta 20 centímetros.

     Desde un punto de vista nutricional nos encontramos ante una raíz especialmente rica en hidratos de carbono y grasas, que aporta una excelente cantidad de aminoácidos, vitaminas y minerales. Además, presenta un alto contenido en flavonoides, ácido oxálico, curcumina y otros compuestos como shogaoles, gingeroles y diversos aceites esenciales. Todos estos compuestos son los que principalmente confieren al jengibre sus grandes propiedades y beneficios.

PROPIEDADES

Riqueza Nutricional:

      El jengibre aporta una amplia cantidad de diferentes nutrientes esenciales, muchos de ellos esenciales y fundamentales dentro de una alimentación variada y equilibrada al ser indispensables para nuestra salud y para el buen funcionamiento de nuestro organismo. Entre esos nutrientes podemos mencionar:

      * Hidratos de carbono: entre un 40 a un 50%.

      * Grasas: entre un 6 a un 8%, destacando principalmente la presencia de ácidos grasos esenciales (oleico y linoleico).

      * Aminoácidos: arginina, leucina, asparagina, histidina, lisina, metionina, treonina, tirosina, triptófano, valina, glutamínico y ácido aspártico.

      * Vitaminas: vitamina C y niacina.

      * Minerales: fósforo, silicio, zinc, boro, cromo, manganeso y cobalto.

      * Nutrientes: flavonoides y ácido oxálico.

Cuidado del sistema digestivo:

     El jengibre es probablemente uno de los mejores alimentos que existen para el cuidado del sistema digestivo, gracias a su poder antibacteriano útil a la hora de tratar una amplia variedad de problemas intestinales. Al estimular el páncreas aumenta la producción de enzimas que ayudan y favorecen el proceso de la digestión. También es un remedio antidiarreico, ayudando a aumentar la población de bacterias beneficiosas en nuestra flora intestinal y luchar contra microorganismos infecciosos causantes de afecciones intestinales gracias a sus cualidades antibacterianas.

     Se convierte también en un remedio natural excelente contra las náuseas, ayudando poderosamente a la hora de reducir e incluso eliminar prácticamente por completo las ganas de vomitar. Es una opción natural para aliviar las náuseas propias del embarazo, especialmente durante los primeros meses de gestación.

     Es útil para neutralizar y reducir el exceso de ácido gástrico, por lo que es adecuado en la prevención de úlceras.

     El jengibre se ha usado para tratar afecciones intestinales, dado que parece ser que, al estimular el páncreas, aumenta la producción de encimas que favorecen la digestión y evitan la aparición de una serie de efectos considerados como secundarios que se relacionan con la mala absorción de los mismos.

     Posee además un poder antibacteriano que resulta eficaz en una gran diversidad de problemas intestinales, los cuales son producidos por alteraciones de la flora intestinal.

Salud cardiovascular:

     El jengibre ayuda a favorecer y mejorar la circulación sanguínea, una cualidad que se traduce en que es útil para la prevención de accidentes vasculares al fluidificar la sangre. Por ejemplo, ayuda a disolver los trombos que se hayan formado en las arterias a la vez que es un remedio excelente contra el colesterol, siendo ideal para reducir los niveles elevados de grasas en la sangre.

     Es una opción natural única para enfermedades del corazón, dado que es un preventivo natural eficaz contra las anginas de pechos y los ataques cardíacos, además de evitar la formación de trombosis y coágulos.

Aliviar síntomas de gripes y resfriados:

     En caso de gripe o resfriado el jengibre es útil para reducir y aliviar sus síntomas más típicos. Por ejemplo, ayuda a aliviar los dolores articulares tan característicos de estas dos enfermedades, además de reducir la congestión nasal y bajar la fiebre de forma totalmente natural. Para aumentar esta cualidad se aconseja optar por tomar conjuntamente jengibre con limón en una taza de infusión bien caliente.

Antiinflamatorio y analgésico natural:

     El jengibre actúa como antiinflamatorio natural, cualidad que se traduce precisamente en que ayuda a tratar, combatir y aliviar enfermedades respiratorias, los problemas y afecciones digestivas y la artrosis.

     También ejerce un efecto analgésico muy útil para aliviar el dolor causado por enfermedades inflamatorias
(como por ejemplo es el caso de la artritis y la artrosis), y además es eficaz a la hora de disminuir el dolor que aparece durante el conocido como síndrome premenstrual.

PREPARADO

     Poner a hervir un litro de agua, y cuando entre en ebullición, añadir un trozo de raíz de jengibre fresca. Luego debemos apagar el fuego, tapar, y dejar en reposo 5 minutos. Finalmente colar, endulzar al gusto y beberlo.

CONTRAINDICACIONES

      * Embarazo y lactancia: Por un lado, aunque el jengibre ayuda a aliviar las náuseas, en el embarazo puede causar acidez estomacal y somnolencia. Por otra parte, durante la lactancia, no ha sido probada su seguridad para el bebé.

     * Cálculos renales o biliares:
Dado que el jengibre estimula tanto los riñones como la vesícula biliar, no se recomienda su consumo en caso de tener piedras en la vesícula o en los riñones, o en caso de tener antecedentes.

Fines Culinarios


Como ya habíamos mencionado, esta raíz se utiliza con muchos fines culinarios gracias a su sabor picante y aromático. A continuación, te damos algunas buenas ideas para que aproveches todos los beneficios del jengibre cada día.

Jengibre y arroz herbal

Ingredientes

  • Arroz basmati.
  • 1 diente de ajo.
  • 1 cucharadita de jengibre en polvo.
  • 1 chile.
  • Hojas de cilantro.

    Preparación

    Pica finamente el ajo y el chile. A continuación, coloca a cocinar el arroz basmati unos 20 minutos. Cuando esté listo, agrégale el ajo, el jengibre en polvo, el chile picado y las hojas de cilantro. Remueve todo para integrarlo perfectamente y listo.

    Descubre Los increíbles beneficios del arroz integral

    Jugo de jengibre para mejorar la circulación sanguínea

    Ingredientes

  • 1 manzana en trozos.
  • 1 vaso de jugo de naranja natural (200 ml)
  • 1 trocito de jengibre.

    Para prepararlo solo tienes que introducir todos los ingredientes en la licuadora y procesarlos hasta que estén bien integrados. Consumir bien fresquito una vez al día.

    Té de jengibre para reforzar las defensas y combatir enfermedades

    Esta es una de las mejores formas de aprovechar todos los beneficios que nos ofrece esta raíz. Por lo general, el té se prepara para combatir los síntomas de las gripes y los resfriados, así como dolencias articulares. También se recomienda para prevenir enfermedades y reforzar el sistema inmunitario.

    Ingredientes

  • 1 raíz de jengibre fresca.
  • 1 limón.
  • Miel de abejas.

    Preparación

    Coloca a hervir una taza de agua en una tetera u olla y, mientras esta hierve, corta en trozos en jengibre o rállalo finamente. Extrae el jugo de limón y ponlo en una taza junto con la ralladura de la raíz. A continuación, vierte el agua caliente sobre el jengibre y el limón y endúlzalo con un poco de miel de abejas.


    Fuente: https://mejorconsalud.com/7-beneficios-del-jengibre-que-seguramente-no-conocias/

1 comentario en “Jengibre (uso medicinal)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: