Cebolla (uso medicinal)

Cebolla
Cebolla es el nombre comun para la Allium cepa, planta del genero de hierbas bianuales de la familia de las Liliaceas, originalmente proviene de Asia pero ha sido cultivada extensamente en regiones templadas y
subtropicales por miles de años.

La cebolla es una planta bulbosa con hojas cilíndricas huecas, largas y engrosadas en la base que constituyen la mayor parte del bulbo. Las flores de la cebolla, de color blanco o rosa, poseen seis sépalos, seis pétalos, seis estambres y un solo pistilo. Los frutos son pequeñas capsulas que contienen sus pequeñas semillas. Ciertas variedades forman en lugar de flores unos bulbillos que pueden enterrarse para obtener nuevas plantas.

La cebolla contiene esencias sulfurosas volatiles que le otorgan su sabor picante caracteristico; al cortar cebolla se llora porque estas esencias entran por la nariz y provocan el lagrimeo.

Es una de las verduras mas versátiles. Se consume cruda en ensalada, cocinada, y es ampliamente usada como condimento culinario.

Esta es una de las plantas mas sanas y alimenticias y sus poderes medicinales son muchísimos. Por su contenido de vitaminas A, B, C y E se convierte en un gran revitalizador de nuestro organismo. Por su alto contenido en vitamina C es un potenciador natural de las defensas del organismo.

Beneficios de la Cebolla

La cebolla es de bajo valor energetico y muy rica en sales minerales, por su alto contenido de vitaminas A y C, puede ser usada para el tratamiento de enfermedades respiratorias y protege al organismo de parasitos e infecciones, igualmente su alto contenido en vitamina B hace que sea muy util contra enfermedades nerviosas.
Su alto contenido en minerales como Hierro, Fosforo, y otros minerales la hacen idonea para el tratamiento de la anemia .

Para tratamientos contra el reumatismo:
Sera necesario hervir 3 cebollas sin pelar en un litro de agua por un periodo de 15 minutos, luego de retirar del fuego reparta la bebida en dos dosis, una para ser tomada en ayunas por la mañana y otra 30 minutos antes de acostarse. Otra forma para controlar y disminuir los dolores ocasionados por esta enfermedad es realizar la tintura macerando 90 gramos de cebolla picada en 100 g de alcohol de 90º y dejar alli por poco mas de 10 horas.

Luego de esto debera aplicar entre 10 y 15 gotas de esta tina en dos dedos de agua para tomar tres veces al dia,
pronto notara como el dolor disminuye.

Debilidad, afecciones bronquiales, asma, nerviosismo, enfermedades de los riñones, tuberculosis, cólicos nefríticos, diabetes, hidropesía, enfermedades de la vejiga, obesidad, inflamaciones de las articulaciones, impotencia, estreñimiento : Comerla con mucha frecuencia, cruda o ligeramente asada, en las ensaladas.

Existen diversas formas de controlar las diarreas, y con la cebolla no hay ninguna excepcion, para aliviar esta molesta afeccion digestiva se aconseja realizar la infusion de 15 gramos de cascara de cebolla en 1 litro de agua, se deja hervir por 10 minutos, se retira del fuego y se cuela. Esta bebida debe ser suministrada al paciente una taza en la mañana en ayunas y una en la noche al acostarse.

Para combatir los problemas ocasionados por la bronquitis y otras enfermedades de las vias respiratorias es recomendable hervir 25 gramos de cebolla cortada en trozos en 400 g de leche. Esta mezcla se debera ingerir en ayunas por la mañana y 20 minutos antes de acostarse. Se lo desea puede endulzar con miel de abejas.

Tos e insomnio:
La cebolla blanca es de gran ayuda para curar la tos y evitar el insomnio.

Calambres o desmayos:
Poniendo bajo la nariz zumo de cebolla, se quitan los calambres y los desmayos.

Hidropesia:
Dar al enfermo como unico alimento cebolla machacada con leche fria.

Gripe:
A una taza de agua caliente, agregar zumo de limon, una cucharada de miel y una o dos cucharadas de zumo de cebolla. Tomar de 4 a 6 veces al dia, si el enfermo esta muy grave.

Otra receta casera efectiva para calmar la irritacion de la garganta ocasionada por agotamiento o la polucion del ambiente es mezclar algunos trozos de cebolla cabezona en medio litro de agua con tres cucharaditas de azucar.

Esta mezcla se debe dejar reposar por medio dia, y tomarse una taza de la sustancia para aclarar la garganta.

Una receta para las anginas es poner a hervir un litro de agua, una vez este en su punto de ebullicion se deben agregar 100 gramos de cebolla bien picada y realizar inhalaciones de aquel vapor, esto es muy efectivo para repeler las molestias ocasionadas por esta afeccion.

Para combatir la afonia es de gran ayuda realizar la decoccion de 20 gramos de cebolla en 250 ml de leche por 10 minutos. Se debe tomar un vaso en la mañana y otra en la noche antes de acostarse. Tambien se aconseja realizar gargarismos con esta misma sustancia dos o tres veces al dia para agilizar la mejoria.

Forunculos y abscesos:
Cebolla asada y machacada. Se aplica en cataplasmas sobre la parte afectada, con el fin de ablandar y provocar
la supuracion.

Hemorragias nasales:
Poner la mitad de una cebolla recien cortada sobre la nuca del paciente para detener la sangre de la nariz.

Tambien se puede respirar su olor con el mismo resultado.

Asma:
Se encontrara gran alivio comiendo cebollas asadas sobre brasas, en ayunas y por la noche.

Para el tratamiento contra algunas enfermedades de la prostata es frecuentemente utilizada la cebolla por sus multiples beneficios en el campo medicinal. Se debe preparar una tintura con el jugo de 40 gramos de bulbos de cebolla fresca y mezclar con 120 g de alcohol de 80º. Se debe agitar muy bien y tomar una cucharada de esta mezcla en un vaso con agua azucarada antes de las comidas principales. Este tratamiento se debera realizar durante 10 dias al mes.

Contra las lombrices:
Tomar 2 cucharadas del zumo de una cebolla.

Cabello, alopecia:
Frotando cebolla sobre el cuero cabelludo, estimula el crecimiento del pelo. El consumo de cebolla en cualquier forma y en cantidades suficientes evita la caida del cabello.

Infecciones:
La cebolla actua como desinfectante suave y natural, muy util en heridas pequeñas.

Diuretico:
La cebolla es tambien un diuretico natural.

Dolor de dientes y dolor de cabeza (cefalalgia):
Tomar zumo de cebolla.

Dolor de oido:
Unas gotas de zumo de cebolla asada.

Rinitis y resfriados cronicos:
Unas gotas de zumo de cebolla en los orificios nasales suelen ser de gran ayuda.

Afecciones del higado:
Tomar caldo de cebollas cocidas.

Piel:
Aplicar cebolla frotada en el rostro produce una piel suave y tersa, tambien elimina las manchas de la misma.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: