Orégano (uso medicinal)

Orégano
Se trata de una planta utilizada hace cientos de años en la gastronomia, aunque inicialmente  algunos afirman que su unico uso era el de ser quemada para despedir a los nuestros en diferentes culturas escandinavas.

Originario de las zonas soleadas del Mediterráneo, y utilizada allí como  condimento, el orégano prefiere los terrenos de suelo ligero y muy soleado. A pesar de poseer una  semilla de crecimiento lento, una vez se logra cultivar es una planta que puede durar varios años.

Crece de manera silvestre en la mayoría de zonas templadas del planeta.  Es una hierba de tallos erectos, pubescentes, leñosos y de color rojizo que alcanza los 70 cm de  altura, sus hojas son opuestas, redondeadas en la base, pecioladas, de un verde pálido por el envés y aproximadamente 2 cm de longitud.

Las flores del orégano se encuentras dispuestas en  corimbos terminales fragantes y densos, son de un blanco violáceo y por fruto traen un  tetraquenio liso.  Es un condimento indispensable en la comida mediterránea, en especial en Italia.

Se ha logrado  cultivar en terrenos mas fríos, pero la intensidad de sabor y aroma cambia notablemente, pues el  orégano de la mejor calidad es mas aromático y ligeramente amargo, el cual puede llegar a  entumecer la lengua.  El orégano tiene diversos usos, ya sea como extracto, infusión, aceite esencial o tinturas.

Como se dijo anteriormente el uso mas común de esta planta es el gastronómico, no obstante también  genera grandes beneficios a nivel medicinal, pues es un tónico amargo que estimula el crecimiento de la flora intestinal y ayuda a combatir algunas afecciones digestivas como lo es el caso de los espasmos intestinales u otros dolores abdominales.

Posee especiales cualidades como espasmolitico, por lo cual algunos especialistas lo recomiendan para tratamientos contra la tos espasmódica. Se aconseja la infusión de las hojas para aliviar  los dolores causados por la menstruación dolorosa. Para controlar y mantener en orden el flujo  menstrual es aconsejable realizar la infusión de cuatro cucharadas soperas de hojas picadas de oréganos en tres cuartos de litro de agua y tomar cinco pocillos pequeños de esta sustancia en el día. El tratamiento se debe llevar a cabo durante un mes.

En casos de obstrucciones pulmonares es recomendable mezclar 5 cucharadas soperas de orégano picado en un litro de agua, revolver y dividir en 3 dosis para tomarla durante el día.

Para infecciones de los oídos y otitis se aconseja hacer un poco de jugo de hojas de orégano y  aplicar dos gotas tibias en el oído afectado una vez al día.  Es un antiséptico discreto, el cual contribuye en tratamientos contra afecciones de las vías respiratorias altas, tos, bronquitis, amigdalitis e incluso es útil para prevenir el asma.

El  consumo habitual de esta planta es recomendado para prevenir dolores de cabeza severos, problemas  de los nervios como la ansiedad y el insomnio. 

Contra- indicaciones. El aceite esencial extraído del orégano no debe ser ingerido bajo ninguna circunstancia. Es  preciso evitar su uso medicinal en pacientes embarazadas, y en algunas personas puede generar  irritaciones de la piel.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: